sábado, 11 de junio de 2011

El destino es un camino en línea recta, hay cosas que suceden porque tienen que pasar dicen, y otras porque nosotros mismos las provocamos dependiendo de las fichas que movamos. La vida es injusta para muchos, e imprevisible para otros. Mi destino está ligado al de una persona especial, pero la vida nos tiene separados, me pregunto porque pasará, porque no podemos estar juntos como todas las parejas, como todos los enamorados. Este amor crece día a día y el destino me dice que él es el hombre para mí, y la vida que tengo que luchar por él.

1 comentario:

  1. Ahora te parecera increible lo que te voy a decir, pero si de verdad es lo que dices (o escribes) volverán a cruzarse vuetros caminos. Hazle caso a una vieja loba ;)

    ResponderEliminar